Política y filosofía

Posted: 22/01/2012 in ES, Sociedad

Detrás del pensamiento político-social siempre está el pensamiento filosófico; el enfoque de como entender la vida de uno propio y la vida en general  – que se complica por las influencias psico-sociales de cada individuo y colectivos, empeorado todavía más cuando estos incluyen conceptos religiosos (así de crudo lo entiendo), mientras en la mayorías de los casos se trata de asuntos que en la realidad ni siquiera son relevantes en su esencia como por ejemplo el matrimonio gay, la eutanasia o los derechos de autor – por ampliar .

La cuestión en la que parece centrarse la problemática política y social de hoy en día en muchos países con las recientes o próximas elecciones o cambios de gobiernos (ES, FR, IT, GR, US…) es la pregunta si apostar por “el mercado” (las grandes empresas y las entidades financieras) o por el “pueblo” (los trabajadores/consumidores/usuarios). Es en parte la eterna  pelea de siempre entre el capital o lo social, los ricos y los pobres, la élite y el ciudadano de a pie.

Me parece que la divergencia fundamental de filosofía entre las dos líneas de pensamiento consiste principalmente  en que la primera considera que cada uno tiene que conseguir “la felicidad” (muchas veces confundido por tener mucho dinero, éxito laboral o social)  por medios propios, mientras la segunda tiene como punto de partida que una  base mínima de esa felicidad lo tiene que garantizar “el colectivo” o sea la sociedad en su conjunto.

Francamente creo que los dos sistemas podrían funcionar relativamente bien, siempre que se jugara limpio. Pero tal vez allí está el quid de la cuestión. Tal vez no se debería juzgar y optar por uno de los dos sistemas partiendo de  la suposición de que se juegue limpio, sino todo lo contrario, de que siempre los hay que quieren y consiguen aprovecharse o burlarse del sistema a favor propio, en decremento de otros.

Entonces la duda sobre cual es el mejor sistema socio-político se convierte en sopesar cual de los dos sistemas permite menos abusos o abusos menos malos. Y en esta cuestión entiendo que el tipo de abuso que se puede cometer en un sistema de enfoque capitalista es peor que el abuso que se puede cometer en un sistema de enfoque social. Ilustrándolo con un, siempre fácil, ejemplo monetario, me parece que en el sistema capitalista es más fácil que 1 sola persona puede aprovecharse por 1 millón de euros (léase los casos de corrupción y fraude de bancos y grandes empresarios), mientras en el sistema social lo que es más fácil es que 1000 personas se aprovechan por 1000 euros (por ejemplo en subvenciones o apoyos sociales).

Y, entrando ya en filosofía, me parece que la última opción es preferible (por lo menos mejor distribución), porque al mejorarse la sociedad (sí, utópico) podría irse disminuyendo poco a poco (creo que si la situación en general está mejor, menos personas querrán aprovecharse de una manera tan cutre), mientras en un sistema de cada uno por si mismo siempre mantendrá y estimulará casos de 1 sola persona queriendo aprovechándose a lo grande en detrimento de otros muchos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s